El coche compartido: una excelente idea

Compartir el coche para realizar ciertos trayectos – como desplazarse a diario al trabajo o al gimnasio – es una idea en la que muchos no piensan, pero que sin embargo entraña muchas ventajas:

  • Ahorra dinero del combustible, y también de los peajes si se pasa por alguno. Además, ciertas autopistas ofrecen descuentos o carriles especiales a aquellos vehículos con elevada ocupación.
  • Reduce la contaminación. Aunque lo ideal es optar por el transporte público, éste no1280px-pablo_rada_huelva llega a todas partes, y en ocasión es imperante optar por el vehículo propio. En estos casos, compartir coche ayuda a reducir el número de trayectos y la contaminación emitida en total.
  • Permite conocer a nuevas personas o reforzar las relaciones con amigos y conocidos. Compartir un espacio a diario en el que comunicarse y compartir las cosas del día a día es una excelente idea para hacer nuevos amigos o para reforzar a aquellos con los que ya se cuenta.

Cómo encontrar compañeros de viaje

Suponiendo que uno ya esté dispuesto a compartir su coche o esté buscando a alguien con vehículo propio para ofrecerle compartir gastos y trayectos, ¿cuál es la mejor forma de hacerlo?

Lo más sencillo es, sin duda, preguntar a amigos, conocidos, compañeros de trabajo, colegas de la oficina… Es muy probable que haya personas que residan en el área y que trabajen en la misma zona, aunque no sean conscientes de ello.

Si aun así no hay suerte, existen varias apps basadas en el concepto de “car-sharing”, o “compartir coche”. La mejor conocida de todas ellas es BlablaCar. En ella, cualquier persona con plazas libres en su coche que deba realizar un trayecto puede ofrecer un hueco en su coche a cambio de un precio pactado, que le ayude a cubrir parte de los gastos del trayecto y además le permita establecer conversación y evitar el aburrimiento al volante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *